24 dic. 2005

Fue la ciudad


La noche, puro adiós, la soledad,
la ruina de un amor que se perdió,
un frío que hace mal,
un llanto que acabó
y la sonrisa idiota del alcohol.
Aquí tu voz, tu voz que ya no está,
¿por qué, por qué tu nombre terminó?,
y la brutal condena de saber,
que entre mis manos se hace gris,
la gota de café que derramó
tu mano cuando quiso acariciar,
la forma ya gastada de mi amor.

Fue la ciudad, fue la ciudad,
que devoró con dientes, lengua, piel,
tu corazón, mi corazón.
En este Buenos Aires que nos dio
el hambre y el dolor,
no hay sitio para amar,
no hay un rincón con luz,
basura, polvo, verso, todo está,
muriendo sin llorar,
pudriendo su rencor.
Fue la ciudad,
mira, cree, sabe
¡Fue la ciudad!


Letra de Nira Etchenique y música de Sebastián Britos.

1 comentario:

  1. Nunca pensé que encontraría esta botella al mar.

    Sebastián amaba a Nira de una manera tan propia como amaba la vida. Y Nira me habló de Sebastián con la mirada de quien mira el mar, allí donde hoy el viejo compositor quedó integrado a su rompientes.

    De ambos me quedan recuerdos, voces, remembranzas

    Marcos Britos.
    britosmarcos@gmail.com
    marcosbritos.blogdrive.com

    ResponderEliminar