22 oct. 2010

Las muchachas peronistas

Durante años tuve un recuerdo que no sabía si era pura imaginación.
De niño estaba trepado a la verja de mi casa, en La Tablada, y ví pasar a casi todo el barrio caminando por la calle. Las chicas iban con pantalones de botamanga ancha y ponchos; también con unos gorritos blancos que mi recuerdo les dio forma de conito de cumpleaños. Seguro que no iban a una fiesta porque no habría lugar en el mundo para que todos estuvieran alrededor de una torta; mucho menos para que cada uno tuvieran una porción. Sin embargo, iban decididos quién sabe a dónde.
La memoria insiste una y otra vez que ese gorrito blanco se movía de un lado para el otro, de un lado para el otro.

1 oct. 2010

Mirada interesada

Cuántas veces oímos que las cosas no son como parecen. Muchas. “Estos no lo hacen por principios, sólo buscan un rédito político”. “Los ideales de los jóvenes del setenta llegaron al poder; una pareja que fue así toda la vida”. “No la tomes en serio, tiene incontinencia verbal”. “Quieren más poder, siempre; esto es una dictadura”. “Pero si fueron compañeros de ruta durante toda una vida, ¿por qué se separan después de la primera elección interna?”. “Esto es mucho más que un reclamo, estamos ante una situación revolucionaria porque los de arriba no pueden gobernar como siempre y los de abajo no quieren seguir como siempre”. “La región va rumbo a políticas que terminarán con la propiedad privada y la libertad”. Enunciados de quienes interpretan la realidad para llevar agua hacia su pradera política desértica, sin importar cómo. Nada nuevo. Compruébelo unas líneas más abajo.